Las Promesas y Peligros de la Neurotecnología: Defendiendo el Derecho a Pensar Libremente

Las Promesas y Peligros de la Neurotecnología: Defendiendo el Derecho a Pensar Libremente

Nita Farahany, profesora de derecho y filosofía de la Universidad de Duke, analiza el campo emergente de la neurotecnología y su potencial impacto en la privacidad mental.

CONTenIDO

En esta edición de "Author Talks", Raju Narisetti de McKinsey entrevista a Nita Farahany, profesora de derecho y filosofía de la Universidad de Duke, sobre su nuevo libro, "The Battle for Your Brain: Defending the Right to Think Freely in the Age of Neurotechnology". Farahany analiza el campo emergente de la neurotecnología y su potencial impacto en la privacidad mental.

Las Promesas y Peligros de la Neurotecnología: Defendiendo el Derecho a Pensar Libremente

Entendiendo la Neurotecnología

La neurotecnología se refiere a una colección de dispositivos capaces de detectar y registrar la actividad cerebral. Estos dispositivos capturan los impulsos eléctricos generados cuando las neuronas se activan en nuestro cerebro. Dispositivos portátiles, como tatuajes o diademas, pueden recoger esta actividad eléctrica a través de sensores colocados en o dentro del cuerpo. Otros dispositivos miden la luz que atraviesa el tejido cerebral o los niveles de oxigenación de la sangre.

La Actualidad de la Discusión sobre Neurotecnología

Farahany ha estado siguiendo la neurotecnología durante más de una década. El reciente desarrollo de dispositivos portátiles, como relojes inteligentes y auriculares integrados, ha hecho que la neurotecnología sea más accesible e integrada en nuestra vida diaria. Si bien esto ofrece posibilidades emocionantes para comprender nuestros cerebros, también plantea preocupaciones sobre posibles riesgos y la necesidad de garantías.

Preservando los Pensamientos no Expresados como Personales y Libres

Farahany cree que nuestros cerebros representan el último bastión de la libertad personal. En un mundo donde la privacidad de los datos se ve cada vez más comprometida, nuestros pensamientos han sido tradicionalmente un ámbito privado y desconocido. Sin embargo, con la neurotecnología continua, muchos aspectos de nuestros pensamientos, preferencias, emociones e incluso palabras básicas, números e imágenes pueden ser decodificados utilizando dispositivos de neurotecnología para consumidores. Si bien esto ofrece un gran potencial para el autoconocimiento y el bienestar, también plantea riesgos si no se regula adecuadamente.

Protegiendo los Derechos y los Recursos contra el Mal Uso de los Datos

Protegerse contra el mal uso de los datos es crucial en el contexto de la neurotecnología. Farahany enfatiza la importancia de ofrecer a las personas derechos y recursos para protegerse contra el uso discriminatorio de sus datos neuronales. Esto puede implicar limitar el acceso a ciertos tipos de información, a menos que exista un interés legítimo, como rastrear los niveles de fatiga para los empleadores. Encontrar un equilibrio entre compartir datos con fines beneficiosos y prevenir un mal uso perjudicial es esencial.

Protecciones Constitucionales y el Derecho a la Libertad Cognitiva

Las protecciones constitucionales actuales en Estados Unidos son insuficientes para abordar el posible mal uso de los datos neuronales. Las doctrinas legales existentes sobre la recopilación de pruebas no abordan adecuadamente los desafíos únicos planteados por la neurotecnología. Las distinciones entre evidencia corporal y evidencia testimonial dificultan tratar los datos neuronales como protegidos y testimonial. Farahany argumenta que se necesitan protecciones legales adicionales para salvaguardar la libertad cognitiva y prevenir intrusiones en nuestros pensamientos.

La Supervivencia de la Libertad Cognitiva en el Paisaje Comercial de la Neurotecnología

Gran parte del desarrollo y la implementación de la neurotecnología se llevará a cabo en el sector privado. Las empresas pueden utilizar datos neuronales para publicidad dirigida o monitoreo en el lugar de trabajo. Farahany propone establecer un derecho humano a la libertad cognitiva, que abarque la privacidad, la libertad de pensamiento y la autodeterminación sobre las experiencias mentales. Al establecer protecciones legales, la prioridad sería proteger la privacidad y la seguridad de los empleados y consumidores, estableciendo excepciones definidas por ley.

En conclusión, si bien la neurotecnología ofre

ce un gran potencial para comprender nuestros cerebros y mejorar nuestro bienestar, también plantea preocupaciones significativas sobre la privacidad y el posible mal uso de los datos. Garantizar la libertad cognitiva y establecer regulaciones y protecciones adecuadas es esencial para maximizar los beneficios y minimizar los riesgos de este campo emergente.

LEE EL ARTÍCULO COMPLETO EN INGLÉS

Todos los artículos

SUSCRÍBETE

Te enviaremos las últimas tendencias en CX

Nombre  *

email  *

¡Gracias! Te avisaremos cuando el Gurú esté listo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.